Sensor de Temperatura

Catálogo sensores de temperatura

[amazon table=»539″]

Los 3 mejores sensores de temperatura

[amazon box=»B07BLMCC3M,B07XK9XCBR,B07HPZL1LJ» grid=»3″]
 
 
 

¿Qué es un sensor de temperatura?

Un sensor de temperatura es un sistema que descubre variantes en la temperatura del aire o del agua y las transforma en una señal eléctrica que llega hasta un sistema electrónico. Esta señal acarrea determinados cambios en ese sistema electrónico para la regulación de la temperatura.

También popular como sonda de temperatura, este sensor se compone primordialmente de tres partes. Primeramente, y como es evidente, tiene un elemento sensor. Además de este elemento, se constituye de una vaina de material conductor dentro suyo y un cable que conecta al sistema electrónico mencionado.

Una vez se comprende un poco mejor cómo se transporta a cabo el control de temperatura por medio de estos sistemas, es el instante de pasar a conocer los tipos de sensores de temperatura que ya están hoy en día.

Sensores de temperatura baratos

La temperatura es una intensidad asociada a las nociones de calor, medible por medio de un termómetro. Desde en criterio de la física, es una intensidad escalar relacionada con la energía interna de un sistema termodinámico como es el aire.

Está relacionada de manera directa con la parte de la energía interna popular como energía cinética, que es la energía asociada al movimiento de las partículas del aire, bien sea en sentido traslacional, rotacional o con apariencia de vibraciones.

Mientras incrementa este movimiento, incrementa además la energía cinética, por lo cual el objeto en esta situación el aire, está más ardiente y por consiguiente su temperatura es más grande. Cuando el movimiento de estas partículas desciende, desciende además la temperatura llegando inclusive al cero absoluto, en el que el movimiento de las partículas es nulo.

Sensores de temperatura: tipos y características

Un sensor es un elemento con la capacidad de ubicar magnitudes físicas o químicas llamadas cambiantes de instrumentación, que tienen la posibilidad de ser la intensidad lumínica, la temperatura, distancia, aceleración, etc. El sensor de temperatura empleado más comúnmente es el sensor termo polar.

Cuando se emplean sensores de temperatura en sistemas de ventilación natural, éstos miden la temperatura en el interior y en el exterior de la vivienda. La distingue entre las dos establece el caudal de aire que hay que ingresar en el edificio.

Cuando la ventilación natural no es bastante para lograr unos escenarios de confort admisibles a lo largo de todo el año, se precisa usar sistemas de acondicionamiento mecánicos.

Sensores de temperatura ambiente

En estas situaciones el sensor de temperatura examina dos escenarios de temperatura o «set points», uno abajo de la temperatura que se necesita para calefacción (por ejemplo 21º C), y otro por arriba de la temperatura que se necesita para el acondicionamiento de la vivienda en verano (por ejemplo, 23ºC).

Desde ahí el sistema de ventilación define las prioridades: si la temperatura está por arriba de 23ºC, en funcionalidad de la distingue de temperaturas entre el exterior y el interior, usa primero la ventilación natural, y si no fuera bastante activa el sistema de climatización auxiliar. En la situación de que la temperatura baje del nivel de calefacción (22ºC), va a empezar a activarse el sistema de calefacción.